Imagen que muestra dos bloques y un bitcoin encima de ellos que representa lo que es blockchain

Comprendé qué es la blockchain y cómo funciona esta tecnología

Quienes empiezan a aventurarse en el mundo de las criptomonedas suelen encontrarse con la palabra “blockchain”. Sin embargo, la mayoría no sabe qué es una blockchain y cómo funciona. ¡Vamos a descubrirlo acá!

Lo primero que tenés que saber sobre blockchain es que es como una gran hoja de cálculo que registra todo lo que sucede con cada activo digital. Además, cada criptomoneda tiene su propia blockchain (a diferencia de los tokens, que se desarrollan en blockchains prestadas, como la red Ethereum).

Entonces, en la blockchain de Bitcoin, por ejemplo, podés encontrar y rastrear toda (sí, leíste bien, toda) la información sobre cada moneda digital que se haya emitido: cuándo se compró, cuándo se vendió, todo muy claro; así, cualquier persona con acceso a Internet puede auditarlo.

En definitiva, ¿qué es la blockchain?

El documento técnico de Bitcoin, publicado en 2008, hace referencia al concepto de blockchain, como una propuesta de red internacional de registro público, que la comunidad podía auditar y verificar, distribuida en computadoras de todo el mundo para descentralizar el poder sobre ella.

El nombre “blockchain” significa “cadena de bloques”. Cada nueva transacción se registra en un nuevo bloque de datos y lleva consigo todos los registros anteriores de los bloques más antiguos que tienen información de ese activo negociado. Este registro bloque por bloque, que mueve todas las transacciones antiguas al bloque nuevo, es parte de lo que hace que la blockchain sea tan segura. ¡Casi imposible de manipular!

Ahora, para que comprendas realmente de dónde proviene esta seguridad, profundicemos en la explicación de cómo funciona la blockchain.

¿Cómo funciona la blockchain?

Al explicar qué es blockchain, te dijimos que es un registro digital público de las emisiones y transacciones de criptomonedas, que estos datos de transacciones van a un bloque y, luego, se replican en todos los bloques posteriores, ¿verdad? Esto ya te ayuda a comprender cómo funciona una blockchain, pero vamos a analizarlo mejor.

Con Internet y la computación en la nube, ahora se puede compartir información con todo el mundo, ¿no? Bueno, la blockchain hace uso de eso: vive 100% en un entorno digital.

Como dijimos, se trata de una cadena de bloques y cada uno de esos bloques contiene archivos, datos y un código alfanumérico aleatorio que llamamos “hash”.

El hash es una función criptográfica que codifica datos para que todos puedan acceder a ellos y auditarlos (que es la propuesta de transparencia de la blockchain), pero no devela la identificación de las personas ni los datos sensibles (al considerar la preocupación por la privacidad).

Además, debido a que el hash genera un identificador único por cada nuevo bloque, también garantiza la autenticidad de los datos. El nuevo bloque tiene su propio hash y mantiene el registro del hash del bloque anterior; de este modo, interconecta la cadena y dificulta cualquier cambio, porque el registro se multiplica.

Pero, ¿cuáles son los datos o la información que va en el bloque? Esto se decide en la programación y, en el caso de las criptomonedas, como sabés, cada una tiene su propia blockchain, que funciona de manera diferente. Sin embargo, como es un libro mayor, puede incluir: quién, qué, dónde, cuándo, cuánto, cómo. Por ejemplo, los contratos inteligentes incluso tienen condiciones.

En el caso de las blockchains descentralizadas como Bitcoin, para que los datos de la transacción se coloquen definitivamente en la cadena de bloques, primero deben ser validados por la comunidad, tras asegurarse de que todo esté correcto.

Entonces, en resumen, la blockchain funciona como un gran libro mayor de transacciones, que cuenta toda la historia y la trayectoria del activo digital que está en su red. Los puntos principales son:

  • Los bloques contienen la información de las transacciones.
  • El bloque más reciente registra la última transacción con el activo digital y todo su historial hasta ese momento; así, conecta todos los bloques.
  • La comunidad audita bloque por bloque para validar las transacciones, antes de que este forme parte de la cadena o blockchain.
  • Luego de validar la transacción, el bloque se agrega a la blockchain de forma permanente.

Aplicaciones de la tecnología blockchain

Como habrás notado, la blockchain brinda soluciones a varios temas: privacidad, seguridad digital, validación sin necesidad de confiar en las personas, registro de datos inmutable. Por supuesto, al ser tan interesante, la tecnología blockchain no se restringe al mundo de los criptoactivos.

Exploremos este mundo. Para eso, reunimos algunas aplicaciones de la tecnología blockchain, además de crear y registrar transacciones para las monedas digitales que tanto queremos.

Smart contracts o contratos inteligentes

Ya hablamos sobre los datos que registra el bloque, pero esta innovación es tan admirable que vale la pena conocer más al respecto. Un smart contract es, en verdad, un contrato inteligente, que se registra en la blockchain y se ejecuta solo, de forma digital.

Para eso, basta con que todo sea digital. Supongamos que necesitás recibir un pago de un grupo de personas para poder enviarles un código de acceso a un seminario web. Entonces, el contrato inteligente tendrá las condiciones: cuando la persona X envía el pago, Y recibe el código Z en el correo electrónico ABC. Programás una sola vez y el contrato inteligente en la blockchain hace el resto.

Gestión de la cadena de suministros

Acá nos agarra un gran dolor de cabeza, ¿no? Además de ser difícil de consultar, los registros de esta cadena de suministros no suelen ser muy transparentes que digamos. Bueno, alguien decidió aplicar la blockchain en esto y fue un éxito.

El primer paso es convertir los elementos de la cadena en activos digitales. Para que esto funcione, necesitan estar registrados de forma virtual. Como la blockchain se caracteriza por ser descentralizada, con estos datos la cadena interconecta una red de empresas y proveedores.

Con los activos de la cadena de suministro digital, los proveedores y clientes pueden consultar el historial y los inventarios, y comprender dónde está el proceso, casi que en tiempo real. Esto hace que el rastreo y el seguimiento sean mucho más fáciles, porque todo está integrado.

Un ejemplo muy interesante es el programa IBM Food Trust, que rastrea los mariscos desde la pesca hasta los supermercados y restaurantes, para garantizar su calidad.

Pagos internacionales

En cierta forma, las criptomonedas ya tienen esta función: al saber qué es la blockchain y cómo interconecta a todo el mundo de forma descentralizada, vas a entender por qué podés enviar tus activos digitales a cualquier parte del mundo, mediante esta tecnología.

Sin embargo, Ripple, la empresa que emite XRP, fue más allá y utilizó dinero fíat (dinero común). Así se asoció con varios bancos tradicionales para usar la blockchain, reducir la burocracia y, facilitar y agilizar los pagos internacionales. A través de la cadena de bloques, el envío de remesas es casi inmediato y los costos son mucho más bajos que los de los bancos tradicionales.

Innovaciones en grandes empresas

Además de Ripple y de las empresas que usan blockchain para administrar sus cadenas de suministros, otros grandes nombres se dieron cuenta de las ventajas de la tecnología de la red de bloques.

  • Spotify gestiona los derechos de autor mediante blockchain.
  • La  empresa carVertical, de Estonia, rastrea los historiales de sus autos seminuevos para brindar más seguridad y comodidad a sus clientes.
  • Kodak sigue activa y modernizó su almacenamiento de fotos y documentos con blockchain.
  • VideoCoin Network ofrece servicios de video en la nube y cobra a través de blockchain.

¿Cómo acceder a la blockchain?

Bien, entendiste lo que es la blockchain y sabés que funciona como un gran libro mayor con registros distribuidos, ¿no? También dijimos que cualquier persona puede auditar la cadena de bloques; entonces ¿cómo podés consultar esos registros? De eso vamos a hablar ahora: de cómo acceder a la blockchain.

Acá, vale la pena hacer una pausa para enfatizar que no existe una única blockchain. Hay varias redes y cada criptomoneda tiene la suya. Incluso, algunas como la red Ethereum, y su crypto ether, albergan otros activos: los tokens, como TrueUSD, BAT y MANA.

Como la red es digital y descentralizada, básicamente, lo que necesitás para acceder es la dirección de la blockchain que querés “visitar”.

Una forma más fácil puede ser visitar Blockchain.com, en el menú Explorer, donde vas a encontrar información de las principales blockchains. Si querés hacer una búsqueda específica, podés ingresar, por ejemplo, una dirección de wallet de Bitcoin o el número de hash que identifica una transacción específica.

¿Cómo trabajar con la blockchain?

¿Ya despertamos tu interés en las blockchains? Genial. Entonces, es hora de hablar sobre la forma de trabajar con blockchain.

Hay dos formas de entender lo que significa “trabajar con blockchain”: trabajar en el desarrollo de la blockchain y crear soluciones, o tener una solución más práctica para tu negocio en la red de bloques. Vamos a conocer las dos posibilidades.

Blockchain en las empresas

Al saber cómo funciona la blockchain, creemos que ya podés comprender las formas de aplicarla en los negocios. Se trata de una tecnología que llegó para quedarse y puede aportar soluciones interesantes a los problemas cotidianos.

La primera pregunta que debés tener en cuenta es qué problema de tu empresa querés resolver mediante blockchain y, luego, elaborar la respuesta mediante el uso de la tecnología. Podés desistir de usar la creatividad y solo hacer una búsqueda en internet para conocer casos de empresas como la tuya (y copiar o mejorar el uso) o intentar realizar una innovación total.

Como blockchain registra transacciones y tiene acceso distribuido, podés usarla para registrar clientes y verificar datos, para controlar procesos de forma remota, para ofrecer servicios con contratos inteligentes; en fin, las posibilidades son infinitas.

Sin importar el camino, vas a necesitar desarrolladores, que son la segunda opción de “cómo trabajar con blockchain”.

¿Cómo crear una blockchain?

Cuando decís “trabajar con blockchain”, ¿pensás que esa es tu profesión? Entonces, acá viene la segunda respuesta: en general, son los desarrolladores profesionales los que realizan esta tarea.

La persona que se convierte en desarrollador, o programador, sabe mucho sobre software y códigos. Por supuesto, un estudio más detenido de las funciones de blockchain ayuda, pero la formación básica pasa por el área de Desarrollo y Programación.

El mundo de las blockchains está lleno de nuevos proyectos, es un área que está creciendo mucho y, para quienes quieren cambiar de área o tienen que elegir su carrera, puede ser un camino interesante. Después de todo, es la tecnología del futuro.

¿Te gustó aprender más sobre blockchain y sus aplicaciones? Seguí nuestro blog y descubrí todas las novedades del increíble mundo de las criptomonedas.

El equipo de Bitso está formado por expertos en criptomonedas, lo que garantiza una información segura y precisa sobre el mundo de las criptomonedas.