Entender la red Ethereum y su criptomoneda

O que é Ethereum - rede e criptomoeda Ether

La tecnología hace realidad muchas posibilidades antes inimaginables. Si te preguntara cómo se envía dinero de un lado del mundo a otro, ¿qué me responderías?

Existen aplicaciones para ello, pero exigen un esfuerzo razonable y unas tasas e impuestos que desaniman a cualquiera. Las criptomonedas han surgido para llenar este vacío, y pueden ser una forma más fácil, rápida y barata de enviar recursos a nivel mundial.

Bitcoin ya supuso un gran avance, y la criptomoneda Ether con su red Ethereum fue aún más allá con increíbles innovaciones tecnológicas. Echemos un vistazo a todo esto explicando qué es Ethereum.

Sí, hay otras propuestas de valor para las criptomonedas, como un avance tecnológico, una nueva forma de ver el dinero e incluso un escape de los medios tradicionales de mantener el valor – más directamente: escapar de la inflación de las monedas fiduciarias.

En otras palabras, poner a disposición una forma de reserva de valor que no conlleve el riesgo de un gobierno irresponsable el cual repercute en el valor de la moneda nacional.

Pero, además de toda la atención generada, especialmente por el aumento de los tipos de cambio en los últimos años, siempre vale la pena entender un poco más sobre la tecnología que da vida a cada una de estas posibilidades. En este artículo aprenderás más sobre uno de ellos: ¡ETH! ¡Acompáñanos!

¿Qué es Ether? ¿Y qué es Ethereum?

La innovadora tecnología Blockchain  – permite que un registro prácticamente no pueda ser alterado, porque se mantiene en una red propia que guarda su historia- es la “madre” de Ethereum, que es su propia red.

Ether es la criptomoneda que utiliza la infraestructura de esta red, como muchos otros tokens que también lo hacen. Y no es para menos: de los 100 principales tokens de la lista, más del 75% de ellos utilizan la cadena de bloques (blockchain) de Ethereum. En Bitso, puedes encontrar cuatro de ellos: True USD, Decentraland, Basic Attention Token y DAI.

Vale la pena hacer recalcar: hay mucha gente que acaba confundiendo la red (Ethereum) con la moneda nativa (Ether). Se puede pensar que los dos son sinónimos, esto es bastante común, y posiblemente sea por la proximidad de los nombres. La confusión viene de que muchos llaman a la moneda Ethereum también. Aquí tienes la aclaración: ¡no son lo mismo!

La criptomoneda, Ether, que ahora es la segunda en valor de mercado (sólo superada por Bitcoin), sirve para las transacciones financieras, y la red, Ethereum, para funciones más amplias, desde el registro de NFTs, hasta la realización de campañas de crowdfunding, el seguimiento y registro de votos, e incluso la ejecución de contratos inteligentes, todo ello con la seguridad del historial de registros que ofrece una red con tecnología blockchain. 

Si quieres acabar con esta confusión de nombres, llama a la moneda por su ticker: ETH, ¿de acuerdo? En cualquier caso, cabe destacar la ganancia de cuota de capitalización de mercado de Ether en relación con Bitcoin a lo largo del tiempo, como muestra el siguiente gráfico:

En agosto de 2019, ¡Bitcoin representaba el 70% del valor de todas las criptodivisas juntas! Pero poco después, esta enorme representatividad empezó a caer, y el Ether fue ganando espacio poco a poco, hasta llegar al 20% actual, que no es poco.

Originada a partir de un código abierto descrito a finales de 2013 por Vitalik Buterin, el objetivo de esta red, a diferencia de Bitcoin, no era convertirse en una moneda digital de intercambio, sino permitir la construcción de aplicaciones descentralizadas de forma segura. Las primeras pruebas llegaron a principios de 2014 y el lanzamiento oficial tuvo lugar a finales de julio del año siguiente.

En el momento actual de gran revalorización de las criptos, la evolución no sólo se ha producido en el dominio en relación con el Bitcoin, sino también en el valor: esta criptomoneda ha visto aumentar su valor de unos 400 dólares hace un año a más de 4.000 dólares en la actualidad.

Para que puedas comprar y vender criptomonedas en Ethereum, debes tener una cuenta en una empresa de corretaje. En este mercado en el que la seguridad es tan importante como la practicidad, vale la pena recordar que, aquí en Bitso, tienes la unión de ambas cosas.

Además de poder pagar, también podrás enviar dinero y realizar transacciones en nuestra plataforma, que respeta el protocolo internacional de Gibraltar, teniendo una notable seguridad respecto a todos tus datos. De este modo, podrás mantener tu atención en seguir el curso de tus criptos.

¿Qué tipo de uso tiene esta red?

Más importante que ser innovadora, una tecnología tiene que ser útil para que realmente se expanda. Teniendo en cuenta la amplia capacidad de programación, la seguridad que implica su código fuente y las posibilidades de actuación descentralizada, a principios de 2017 un conjunto de empresas, startups tecnológicas y grupos de investigación se unieron para crear la llamada Enterprise Ethereum Alliance, una institución que pretende ampliar la presencia de la tecnología por parte de todas las empresas.

En esta institución hay presencias relevantes de grandes empresas como Santander, Accenture, Microsoft, Intel, JP Morgan, MasterCard y Samsung. Teniendo en cuenta que, como ya se ha presentado, la red y la criptomoneda suelen confundirse entre sí, un uso y una presencia tan grandes pueden ayudar a explicar el valor de mercado de la moneda, al menos teniendo en cuenta su uso.

Una de las mayores preocupaciones que rodean al mundo de las criptomonedas es el hecho de que se cuestiona mucho sobre cuáles serían sus usos reales, con esta alianza que presentamos aquí es más sencillo entender cómo, si depende de ella, avanzará Ethereum.

Otro punto relevante que no se puede olvidar es el hecho de que, cuando hablamos de criptoactivos, no estamos hablando necesariamente de la transacción de valores, sino de otras capacidades que están juntas en el universo de la cadena de bloques, como la autenticación de procesos. Este tipo de transacciones son las que se dan en los llamados contratos inteligentes, que son, de forma muy directa, códigos informáticos que realizan confirmaciones como en un contrato legal común, pero con la seguridad de una red y sin la figura de un centralizador que lo supervise todo.

Este uso en sí mismo también tiene mucho valor añadido, ya que a partir de él podemos tener una mayor fiabilidad y trazabilidad de las decisiones empresariales al no depender de las decisiones humanas, sino sólo de los procesos automatizados, evitando que se produzcan fallos y permitiendo investigar todas las causas cuando se producen.

Se puede decir que tanto esta red como su criptomoneda nativa han llegado para quedarse porque su uso es ya una realidad de forma muy relevante. Esto es una diferencia con respecto a otras criptomonedas porque, si en algunas puede darse la cuestión de que su oscilación de valor no se basa en nada, cuando hablamos de una red literal utilizada por algunas de las mayores empresas del mundo de forma cada vez más directa, vemos que esta necesidad se deriva de un valor intrínseco de uso. 

O, más directamente, utilizando un ejemplo del mundo de la programación: no es porque un lenguaje sea “famoso” por lo que se generaliza su uso, sino porque realmente aporta una mayor utilidad.

¿Qué futuro le espera a las criptomonedas en Ethereum?

Hay que tener en cuenta muchas variables. Por un lado, se argumenta que este tipo de tecnología existe porque hoy hay suficiente liquidez financiera en el mundo para que los proyectos innovadores se pongan en marcha.

Por otro lado, está surgiendo un conjunto cada vez mayor de salidas para los sistemas tradicionales de seguridad, computación, almacenamiento e incluso procesamiento de datos. Sea o no a través de la red Ethereum, es difícil imaginar un mundo en el que se prescinda de la tecnología aportada por la blockchain o pierda su importancia.

Es importante recordar un punto: el modelo de remuneración que hace posible el sistema blockchain de Ethereum las 24 horas del día es el de la minería, que es un proceso relativamente sencillo, pero que depende de buenas tarjetas de vídeo (GPUs), lo suficientemente potentes como para resolver problemas matemáticos complejos y ganar unidades de la criptomoneda como recompensa.

Cada día que pasa aumenta la capacidad de procesamiento y análisis de datos, así como las mejoras en la seguridad, lo que indica que lo más probable es que el uso de redes como ésta aumente en el futuro. 

No podemos olvidar, por ejemplo, que el 5G será cada vez más una realidad en un futuro próximo y, con él, cosas como el Internet de las Cosas y un exceso de datos que hoy ni siquiera imaginábamos que podríamos emitir formarán parte de nuestra vida cotidiana. Cabe pensar que junto a las tecnologías existirán otras que tengan en cuenta la seguridad de esta avalancha de datos que se pondrán en las redes todo el tiempo.

La existencia de una entidad con representantes de grandes empresas que estudian, piensan en nuevos medios y amplían la presencia de esta tecnología es también otra señal importante de un hecho: no sólo se nota sino que se pone en práctica de forma considerable. La existencia y el uso de criptomonedas, como es el caso de Ether, en la práctica, están cada vez más presentes en la vida de las personas, incluso cuando no lo saben.

La cuestión del billón de dólares – literalmente, ya que hoy las criptomonedas se intercambian más en el mundo que las acciones de las mayores empresas – no es cuál de las tecnologías existentes permanecerá, sino cómo es que veremos cada vez más el uso de las que ofrecen más facilidad, seguridad y medios innovadores.

Y en todos estos aspectos, aparentemente la red Ethereum y su criptomoneda Ether o aún ETH, como aprendiste aquí cumplen con el requisito suficiente para exigir toda esta atención.

El equipo de Bitso está formado por expertos en criptomonedas, lo que garantiza una información segura y precisa sobre el mundo de las criptomonedas.